Saltar al contenido

19 de noviembre de 2020

Jueves 19 de Noviembre de 2.020

Tiempo Ordinario/33º

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Lucas 19, 41-44

El llanto sobre Jerusalén

41Así que estuvo (Jesús) cerca, al ver la ciudad, lloró sobre ella, diciendo: 42¡Si al menos en este día conocieras lo que hace a la paz tuya! Pero ahora está oculto a tus ojos. 43Porque días vendrán sobre ti, y te rodearán de trincheras tus enemigos, y te cercarán, y te estrecharán por todas partes, 44y te abatirán al suelo a ti y a los hijos que tienes dentro, y no dejarán en ti piedra sobre piedra por no haber conocido el tiempo de tu visitación.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

El llanto sobre Jerusalén

Oh hijo, motivo de las lágrimas de Jesús, a ti que te tienen cercado los enemigos, ¡alza el brazo!, pide socorro, y únete a la Cruz.

Llora Dios por los judíos, por el pueblo elegido, por los que eran católicos y ahora se han ido, se han perdido y dispersado, se han manchado de pecado, por querer un Mesías guerrero, y ser Dios un Dios bueno que no hace daño a nadie, sino que deja incluso que se le mate.

Arrepiéntete de tus fracasos, de haberte ido del Hogar, de allí donde las oraciones de la Virgen María, cubrían de besos tu corazón un día.

Vuelve a Ella, a la Virgen María, y pídele, como Madre Auxiliadora, que te cubra con su manto sagrado en esta hora en que Dios, Jesús, llora al verte desgraciado, al verte perdido y puesto en tela de juicio el que seas digno hijo del Altísimo.

¡Que no llore Dios! ¡Lucha y gana al enemigo, al Maligno, a Satanás! Dile a Dios que no va a tener que llorar por ti, sino que le vas a llenar de alegría, de la dicha de volver a ser la Jerusalén de los días de esperanza y fe en el Mesías. Amén.

P. Jesús
© copyright