Saltar al contenido

19 de junio de 2016

Domingo 19 de Junio de 2.016

Evangelio:

San Lucas 9, 18-24

Necesidad de seguir a Jesús

Luk 9:18 Aconteció que, orando Jesús a solas, estaban con Él sus discípulos, a los cuales preguntó: “¿Quién dicen las muchedumbres que soy yo?”
Luk 9:19 Respondiendo ellos, le dijeron: “Juan Bautista; otros, Elías; otros, que uno de los antiguos profetas ha resucitado”.
Luk 9:20 Díjoles Él: “Y vosotros, ¿quién decís que soy?”. Respondiendo Pedro, dijo: “El Cristo de Dios”.
Luk 9:21 Él les prohibió decir esto a nadie. Añadió:
Luk 9:22 “Es preciso que el Hijo del hombre padezca mucho y que sea rechazado de los ancianos, y de los príncipes de los sacerdotes, y de los escribas, y sea muerto y resucite al tercer día”.
Luk 9:23 Decía a todos: “Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame.
Luk 9:24 Porque quien quisiere salvar su vida, la perderá; pero quien quisiere perder su vida por amor de mí, la salvará”.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944)

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

Necesidad de seguir a Jesús

Ahora no es tiempo de callar, ahora es tiempo de proclamar el Evangelio. ¡Dios vino al mundo en las entrañas purísimas de la Virgen María y se le puso por nombre Jesús: “¡Dios con nosotros!”

El Mesías vino ya al mundo, y fue muerto por el mundo, y resucitó de entre los muertos, y quien quiera algo, que lo pida todo a Dios Padre, en Nombre de Jesús y por intercesión de la Virgen María, y recibirá la Misericordia y los Milagros de Dios.

¡Dios vive!

¡Viva Dios!

Proclama el Evangelio. Todos podemos salvarnos, ¡Dios con nosotros!; Jesús.

P. Jesús

© copyright