Saltar al contenido

19 de julio de 2020

Domingo 19 de Julio de 2.020

Tiempo Ordinario/16º

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Mateo 13, 24-43

Lo que hacen los enemigos

24Les propuso (Jesús) otra parábola (a la muchedumbre), diciendo: Es semejante el reino de los cielos a uno que sembró en su campo semilla buena. 25Pero, mientras su gente dormía, vino el enemigo, sembró cizaña entre el trigo y se fue. 26Cuando creció la hierba y dio fruto, entonces apareció la cizaña. 27Acercándose los criados al amo, le dijeron: Señor, ¿no has sembrado semilla buena en tu campo? ¿De dónde viene, pues, que haya cizaña? 28Y él les contestó: Eso es obra de un enemigo. Dijéronle: ¿Quieres que vayamos y la arranquemos? 29Y les dijo: No, no sea que, al querer arrancar la cizaña, arranquéis con ella el trigo. 30Dejad que ambos crezcan hasta la siega; y al tiempo de la siega diré a los segadores: Tomad primero la cizaña y atadla en haces para quemarla, y el trigo recogedlo para encerrarlo en el granero.

31Otra parábola les propuso, diciendo: Es semejante el reino de los cielos a un grano de mostaza que toma uno y lo siembra en su campo; 32y, con ser la más pequeña de todas las semillas, cuando ha crecido es la más grande de todas las hortalizas y llega a hacerse un árbol, de suerte que las aves del cielo vienen a anidar en sus ramas.

33Otra parábola les dijo: Es semejante el reino de los cielos al fermento que una mujer toma y lo pone en tres medidas de harina hasta que todo fermenta.34Todas estas cosas dijo Jesús en parábolas a las muchedumbres, y no les hablaba nada sin parábolas, 35para que se cumpliera el anuncio del profeta, que dice:

<<Abriré en parábolas mi boca, declararé las cosas ocultas desde la fundación del mundo>>.

 36Entonces, dejando a la muchedumbre, se vino a casa, y sus discípulos se le acercaron, diciéndole: Explícanos la parábola de la cizaña del campo.37Él, respondiendo, dijo: El que siembra la buena semilla es el Hijo del hombre; 38el campo es el mundo; la buena semilla son los hijos del reino; la cizaña son los hijos del maligno; 39el enemigo que la siembra es el diablo; la siega es la consumación del mundo; los segadores son los ángeles; 40a la manera, pues, que se recoge la cizaña y se quema en el fuego, así será a la consumación del mundo. 41Enviará el Hijo del hombre a sus ángeles y recogerán de su reino todos los escándalos y a todos los obradores de iniquidad, 42y los arrojarán en el horno del fuego, donde habrá llanto y crujir de dientes. 43Entonces los justos brillarán como el sol en el reino de su Padre. El que tenga oídos, que oiga.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

Lo que hacen los enemigos

Los enemigos siembran cizaña entre gente que se ama. Engañan, manipulan, te hacen dudar e ir contra la doctrina católica.

Cumple los mandamientos de la Ley de Dios, ¡pase lo que pase!

Si haces esto, de cumplir con Dios, ¡ningún enemigo, encubierto o no, podrá destruir tu semilla, y tendrás una buena cosecha!

Vigila por tu vida, por tu buena conciencia. No hagas caso a las intrigas que te pueden llevar a faltar, a pecar contra algún mandamiento de la Ley de Dios.

Que la Ley esté en tu corazón y, como Job, ¡aguanta!, ¡resiste!, porque Dios vela por tu semilla, y crecerá y será recogida tu cosecha, y, antes, disfrutarás de ella.

Haz el bien sin mirar a quien.

P. Jesús
© copyright