Saltar al contenido

18 de marzo de 2019

Lunes 18 de Marzo de 2.019

Tiempo de cuaresma/2º

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Lucas 6, 36-38

Perdona

(Dijo Jesús a los discípulos): 36Sed misericordiosos, como vuestro Padre es misericordioso. 37No juzguéis y no seréis juzgados; no condenéis y no seréis condenados; absolved y seréis absueltos. 38Dad y se os dará; una medida buena, apretada, colmada, rebosante, será derramada en vuestro regazo. La medida que con otros usareis, ésa será usada con vosotros.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

Perdona

Si no juzgas, si no condenas y perdonas, serás perdonado, serás juzgado y condenado, por no juzgar ni condenar y perdonar.

Fíjate bien lo que te he dicho, porque tú y todos, por Jesús, Dios, cuando mueras, no antes, vas a ser juzgado y condenado, y serás perdonado si no has tú, a otros, juzgado y condenado; y además de todo lo que te han hecho de mal, los has perdonado. Por eso, los santos son los que, antes de morir y durante toda su vida, les dicen a los que les hacen daño: “te perdono por amor a Dios, a Jesucristo”.

Si dentro de ti, tienes rencor, odio, deseos de venganza, por el mal que de otro, otros, has recibido, te lo hayan hecho adrede o inconscientemente, te lo hayan hecho porque tú antes has hecho… -consciente o inconscientemente-, no vas a ir al Cielo, porque Dios no te perdonará lo que tú no has perdonado, porque una falta grave, un pecado grave, es no perdonar. Porque al no perdonar, juzgas y condenas.

Tú, sé siempre bueno y haz siempre el bien, y perdona, porque lo que a ti te interesa, lo que a ti te salva, es que seas siempre bueno y hagas siempre el bien sin mirar a quién. La caridad es esto: hacer el bien, todo el bien que puedas, por amor a Dios, a Jesús, que hizo el bien, todo el bien. E imitar a Cristo es lo que debes hacer, porque Él te ama de verdad, ¡es Dios! Y, ¿qué te importa a ti, nada más que el amor de Dios viva en ti?; entonces, para tener a Dios, para vivir en Gracia de Dios, tienes que perdonar, porque si juzgas, si condenas y no perdonas, no estás en gracia de Dios, porque pecas, porque es un pecado, y pecado grave, juzgar, condenar y no perdonar.

Muchos que se creen que viven en Gracia de Dios, no viven en su Gracia, y por eso las cosas les van como les van, porque la Gracia de Dios, les falta.

Haz examen de conciencia, no sea que seas tú de los que pecan.

P. Jesús

© copyright