Saltar al contenido

17 de julio de 2016

Domingo 17 de Julio de 2.016

Evangelio:

San Lucas 10, 38-42

Marta y María

Luk 10:38 Yendo Jesús de camino, entró en una aldea, y una mujer, Marta de nombre, lo recibió en su casa.
Luk 10:39 Tenía ésta una hermana llamada María, la cual, sentada a los pies del Señor, escuchaba su palabra.
Luk 10:40 Marta andaba afanada en los muchos cuidados del servicio, y, acercándose, dijo: “Señor, ¿no te da enfado que mi hermana me deje a mí sola en el servicio? Dile, pues, que me ayude”.
Luk 10:41 Respondió el Señor y le dijo: “Marta, Marta, tú te inquietas por muchas cosas; pero pocas son necesarias, o más bien, una sola.
Luk 10:42 María ha escogido la mejor parte, que no le será arrebatada”.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944)

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

Marta y María

Esforzarse en aprender de Dios, en escuchar la Palabra, esta es la alegría en un corazón espiritual.

La mejor parte es escuchar y saber; la mejor recompensa del Amor, es saber cómo es.

A veces, hay quien tiene tantos planes por hacer, cosas importantes y necesarias, pero la mejor parte es para los espirituales, porque el goce de la persona está en el Amor de Dios.

Conocer y amar a Dios, ¡qué gozada!

P. Jesús

© copyright