Saltar al contenido

16 de octubre de 2020

Viernes 16 de Octubre de 2.020

Tiempo Ordinario/28º

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Lucas 12, 1-7

Nada de hipocresía

1Entre tanto, se fue juntando la muchedumbre por millares, hasta el punto de pisarse unos a otros, y comenzó Él (Jesús) a decir a sus discípulos: Ante todo guardaos del fermento de los fariseos, que es la hipocresía, 2pues nada hay oculto que no haya de descubrirse, y nada escondido que no llegue a saberse. 3Por esto, todo lo que decís en las tinieblas será oído en la luz, y lo que habláis al oído en vuestros aposentos será pregonado desde los terrados. 4A vosotros, mis amigos, os digo: No temáis a los que matan el cuerpo y después de esto no tienen ya más que hacer. 5Yo os mostrare a quién habéis de temer; temed al que, después de haber dado la muerte, tiene poder para echar en la gehenna. Sí, yo os digo que temáis a ése. 6¿No se venden cinco pájaros por dos ases? Y sin embargo, ni uno de ellos está en olvido ante Dios. 7Aun hasta los cabellos de vuestra cabeza están contados todos. No temáis; vosotros valéis más que muchos pájaros.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

Nada de hipocresía

Si haces el bien y lo correcto, no necesitarás ser hipócrita; podrás tener una vida fácil, la de poder irte a dormir con la conciencia tranquila.

Los hipócritas se hacen así para quedar bien con todos, para obtener de todos lo que desean.

Si tu corazón desea la paz y hacer lo bueno y el bien, entonces no necesitarás ser hipócrita, porque la bondad se escribe siempre con la verdad.

Decide qué deseas hacer con tu vida; si es hacer el bien, serás humilde; si es conseguir cosas, serás hipócrita.

P. Jesús
© copyright