Saltar al contenido

15 de septiembre de 2018

Sábado 15 de Septiembre de 2.018

Tiempo Ordinario /23º -Bienaventurada Virgen de los Dolores

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Juan 19, 25-27

Mujer, aquí tienes a tu hijo

25Estaban junto a la cruz de Jesús su madre y la hermana de su madre, María de Cleofás y María Magdalena. 26Jesús, viendo a su madre y al discípulo a quien amaba, que estaban allí, dijo a la madre: Mujer, he ahí a tu hijo. 27Luego dijo al discípulo: He ahí a tu Madre. Y desde aquella hora el discípulo la recibió en su casa.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

Mujer, aquí tienes a tu hijo

Jesús, Dios, quiere que su Madre te adopte como a hijo suyo. Por eso, en sus últimos momentos de vida, le dice a su Madre: “Mujer, aquí tienes a tu hijo.”

No le pregunta, se lo dice como un hecho real, ya decidido por Dios.

Quieras o no quieras, la Virgen María, es tu Madre y Madre de Dios.

La aceptes o no, la Virgen María, es tu Madre y Madre de Dios.

Si algún día necesitas ayuda, consuelo o auxilio, ¡no dudes ni un momento!, ¡¡llama a tu Madre y Madre de Dios!! Su nombre es María, pero puedes llamarla: Madre, Mamá…

Pero llámala cuando te veas necesitado de ayuda, consuelo o auxilio, porque Ella jamás te defraudará, Ella, siempre, sin preguntarte nada, vendrá a ayudarte, porque Dios tampoco le preguntó si quería ser tu Madre, sino que lo es, por ser la misma Madre de Dios.

¡Acéptalo!

Y si ahora dudas, no dudes que en cuanto la necesitas, si la llamas, se llama María, Virgen María, Ella vendrá, sin reprocharte nada, ¡nada!; tú llámala, porque Ella es verdaderamente tu Madre Santa. María.

P. Jesús

© copyright