Saltar al contenido

13 de septiembre de 2018

Jueves 13 de Septiembre de 2.018

Tiempo Ordinario /23º

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Lucas 6, 27-38

El amor hacia los enemigos

(Dijo Jesús a sus discípulos): 27Pero yo os digo a vosotros que me escucháis: amad a vuestros enemigos, haced bien a los que os aborrecen, 28bendecid a los que os maldicen y orad por los que os calumnian. 29Al que te hiere en una mejilla, ofrécele la otra, y al que te tome el manto, no le impidas tomar la túnica; 30da a todo el que te pida y no reclames de quien toma lo tuyo. 31Tratad a los hombres de la manera de que vosotros queréis ser de ellos tratados. 32Si amáis a los que os aman, ¿qué gracia tendréis? Porque los pecadores aman también a quienes los aman. 33Y si hacéis bien a los que os lo hacen, ¿qué gracia tendréis? También los pecadores hacen lo mismo. 34Si prestáis a aquellos de quienes esperáis recibir, ¿qué gracia tendréis? También los pecadores prestan a los pecadores para recibir de ellos igual favor. 35Pero amad a vuestros enemigos, haced bien y prestad sin esperar nada, y será mucha vuestra recompensa, pues seréis hijos del Altísimo, porque Él es bondadoso para con los ingratos y malos. 36Sed misericordiosos, como vuestro Padre es misericordioso. 37No juzguéis y no seréis juzgados; no condenéis y no seréis condenados; absolved y seréis absueltos. 38Dad y se os dará; una medida buena, apretada, colmada, rebosante, será derramada en vuestro regazo. La medida que con otros usareis, ésa será usada con vosotros.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

El amor hacia los enemigos

Si amar no te duele, si por amor no renuncias a cosas que te pertenecen, como es la dignidad del orgullo, entonces, amas poco.

Dios Ama a todos, a todos, y está Dios en el Cielo.

Dios Ama a todos, pero sólo reciben su Amor los que se acercan a Él, por los sacramentos, por la oración.

Tú, debes imitar a Dios y amar a todos, y esperar que quien quiera tu amor, acepte tus reglas de vivir para amar a Dios. Es decir, tú amas a todos, pero no dejas a Dios por nadie que no acepte que tú amas a Dios sobre todas las cosas y personas, sobre ti mismo y sobre todas las personas, incluso las que amas.

Imitar a Dios, es amar pero no pecar.

Porque ¡cuántas veces el enemigo nuestro es este que no acepta que amemos a Dios sobre todas las cosas! Estos fueron los enemigos de Jesús, los que le entregaron a la muerte, los que no aceptaron que Dios, Jesús, amara al Padre más que lo que ellos predicaban en sus sinagogas y en el Templo. Jesús, amando a todo el mundo, no dejó ¡jamás! de amar a Dios. Y tú, hijo de Dios, hermano de Jesús, debes de hacer como hizo Él, debes amar a todos, sin dejar ¡jamás! a Dios.

Posiblemente, por este amor a todos, cargues con una cruz gruesa, enorme, pero Dios mismo te ayuda a llevarla, porque Dios Espíritu Santo, te llena con su Amor, amor de todo un Dios de Amor.

¡Ama a todo el mundo!, incluído a los enemigos, y cuando logres esto, podrán llamarte santo-a. Y para salvarte e ir directamente al Cielo, debes ser santo-a, si no, antes pasarás por el Purgatorio, para que tengas verdadera sed del amor de Dios, y no de alguna persona a la que ames más que a Dios. No hagas que un enemigo tuyo, te haga perder la cruz, porque quien no lleva la cruz, es que está en el pozo, donde no se camina, donde el pecado paraliza, donde se enloda uno en placeres de vicios que pretenden disimular tu angustia, la de no tener a Dios en ti, por vivir tú en pecado mortal, por no hacer un desaire a quien te dice que te ama y te necesita. ¡Dios también te ama y te necesita!, y tú no sólo necesitas de placer y afecto humanos, sino que necesitas, sobre todo, del Amor de Dios. Si no tienes a Dios, si no vives en Gracia de Dios, no amas bien, te aman mal; sólo Dios es Amor Verdadero. Llegará el día que lo comprenderás. Tú, sigue leyéndome, porque quiero ser instrumento de Dios para ti, para que le des tu sí, como lo hizo la Virgen María, como lo hacen los santos; ¡tú, para santo!, ¡va!

P. Jesús

© copyright