Saltar al contenido

13 de abril de 2019

Sábado 13 de Abril de 2.019

Tiempo de cuaresma/5º

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Juan 11, 45.47-57

Jesús, Dios, dio la vida por ti

45Muchos de los judíos que habían venido a María y vieron lo que había hecho (Jesús, la resurrección de Lázaro) creyeron en Él; 46pero algunos se fueron a los fariseos y les dijeron lo que había hecho Jesús. 47Convocaron entonces los príncipes de los sacerdotes y los fariseos una reunión, y dijeron: ¿Qué hacemos, que este hombre hace muchos milagros? 48Si le dejamos así todos creerán en él y vendrán los romanos y destruirán nuestro lugar santo y nuestra nación. 49Uno de ellos, Caifás, que era sumo sacerdote aquel año, les dijo: Vosotros no sabéis nada. 50¿No comprendéis que conviene que muera un hombre por todo el pueblo y no que perezca todo el pueblo? 51 No dijo esto de sí mismo, sino que, como era pontífice aquel año, profetizó que Jesús había de morir por el pueblo, 52y no sólo por el pueblo, sino para reunir en uno todos los hijos de Dios que están dispersos. 53Desde aquel día tomaron la resolución de matarle.

54Jesús, pues, ya no andaba en público entre los judíos; antes se fue a una región próxima al desierto, a una ciudad llamada Efrem, y allí moraba con los discípulos. 55Estaba próxima la Pascua de los judíos, y muchos subían del campo a Jerusalén antes de la Pascua para purificarse. 56Buscaban, pues, a Jesús, y unos a otros se decían en el templo: ¿Qué os parece? ¿No vendrá a la fiesta? 57Pues los príncipes de los sacerdotes y los fariseos habían dado órdenes para que, si alguno supiese dónde estaba, lo indicase, a fin de echarle mano.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

Jesús, Dios, dio la vida por ti

Era Dios, dio muestras de ser Dios, y lo odiaban a morir, querían matarlo, y desvaloraron su vida; “¿Qué importa la vida de uno?… que uno muera por todos, es lo mejor para el pueblo”. Y así fue y es, porque la vida de este Uno, es la de Dios mismo, dejádmelo repetirlo, es la de Dios mismo; y sí, su vida, dada por amor a todos, vale por todos, por todos aquellos que quieren su amor.

¿Tú quieres el amor de Dios?…; lo necesitas, necesitas el amor de Dios, pero, ¿lo quieres?, di…

Estamos en cuaresma, tiempo de meditar la entrega del amor de Dios, ese Dios que te ama, que ama y que se dio hasta llegar a la muerte, pasando por un sufrimiento indescriptible, y que lo pasó por ti, sí, por ti, también por ti.

Si fueras capaz de creértelo, si fueras capaz de aceptar el amor con que Dios te ama, entonces, serías feliz.

No eres plenamente feliz, porque no aceptas que Dios te ame de esta manera total y plena, que llegó a dar la vida por ti. Siendo así, como eres, sin cambiarte, así, Dios dio la vida por ti, ¡por ti!

¡Qué fuerte!

P. Jesús

© copyright