Saltar al contenido

1 de mayo de 2019

Miércoles 1 de Mayo de 2.019

Tiempo Pascual /2º -San José obrero

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Mateo 13, 54-58

Sabiduría y prodigios, vienen de Dios

54Y, viniendo (Jesús) a su patria, les enseñaba en la sinagoga, de manera que, atónitos, se decían: ¿De dónde le viene a éste tal sabiduría y tales poderes? 55¿No es éste el hijo del carpintero? ¿Su madre no se llama María, y sus hermanos Santiago y José, Simón y Judas? 56¿Sus hermanas no están todas entre nosotros? ¿De dónde, pues, le viene todo esto? 57Y se escandalizaban en Él. Jesús les dijo: Sólo en su patria y en su casa es menospreciado el profeta. 58Y no hizo allí muchos milagros por su incredulidad.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

Sabiduría y prodigios, vienen de Dios

El hombre, por sí solo, no puede ser sabio, porque la sabiduría viene de Dios, de tener fe y creer y temer a Dios, el que te sentencia después de la muerte, por cómo has vivido.

Los prodigios que hacía Jesús, Dios, eran inexplicables, porque la Puerta de conexión con Dios Padre, estaba cerrada; Jesús, Dios Hijo, la abrió, por eso después de Él, muchos santos, en nombre de Jesucristo, hacen, han hecho y harán prodigios, porque no son ellos quienes los hacen, sino Dios Padre, por la fe y en el nombre de en quien se debe creer, en Cristo, el que vino del Padre y entró en el vientre de la Virgen María, para tener vida humana y salvar a todos, buenos y malos; pero los malos, para salvarse, tienen primero que ser buenos, porque hay malos que tienen fe, pero no se portan bien, tienen fe y obran mal, y estos no se salvan, porque para salvarse hay que obrar bien, confesarse de los pecados cometidos y decidir y tener voluntad para no querer volver a pecar; y de hacerlo, confesarse de nuevo, con gran arrepentimiento y dolor. El que no siente dolor por sus pecados, éste es malo.

P. Jesús

© copyright