Saltar al contenido

1 de agosto de 2018

Miércoles 1 de Agosto de 2.018

Tiempo Ordinario /17º

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Mateo 13, 44-46

Ese tesoro escondido, puede ser tuyo

(Jesús dijo al gentío): 44Es semejante el reino de los cielos a un tesoro escondido en un campo, que quien lo encuentra lo oculta y, lleno de alegría, va, vende cuanto tiene y compra aquel campo.45Es también semejante el reino de los cielos a un mercader que busca perlas preciosas, 46y, hallando una de gran precio, va, vende todo cuanto tiene y la compra.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

Ese tesoro escondido, puede ser tuyo

Todos podéis hallar el tesoro escondido, porque ya estuvo aquí Cristo, el Hijo del Amo, que golpearon y mataron. Ya tenéis a ese, Dios, Cristo, que respalda tu compra, ¡el tesoro!, porque dio todo su cuerpo y toda su sangre por ti, con todo el amor de su corazón, porque una entrega sin Amor, no sería total.

Puedes comprar, el precio fue pagado por ti; no te sientas pobre, no te creas miserable, porque nadie lo es para comprar el tesoro escondido por la incredulidad, que a los ojos de la fe se deja ver, se muestra brillante, radiante, para que lo desees, lo busques, lo necesites y quieras utilizar a Dios mismo, a Cristo, para comprarlo, porque este tesoro sólo puede ser canjeado por Dios mismo.

Ya lo sabes, ¡Jesús murió por ti!; la clave es su nombre, ¡Jesús!

P. Jesús

© copyright