Saltar al contenido

9 de junio de 2018

Sábado 9 de Junio de 2.018

Tiempo Ordinario /9º – Inmaculado Corazón de la Bienaventurada Virgen María

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Lucas 2, 41-51

Volver en busca de Jesús

41Sus padres (de Jesús) iban cada año a Jerusalén en la fiesta de la Pascua. 42Cuando era ya de doce años, al subir sus padres, según el rito festivo, 43y volverse ellos, acabados los días, el niño Jesús se quedó en Jerusalén, sin que sus padres lo echasen de ver. 44Pensando que estaba en la caravana, anduvieron camino de un día. Buscáronle entre parientes y conocidos, 45y al no hallarle, se volvieron a Jerusalén en busca suya. 46Y al cabo de tres días le hallaron en el templo, sentado en medio de los doctores, oyéndoles y preguntándoles. 47Cuantos le oían quedaban estupefactos de su inteligencia y de sus respuestas. 48Cuando sus padres le vieron, quedaron sorprendidos, y le dijo su madre: Hijo, ¿por qué has obrado así con nosotros? Mira que tu padre y yo, apenados, andábamos buscándote. 49Y Él les dijo: ¿Por qué me buscabais? ¿No sabíais que es preciso que me ocupe en las cosas de mi Padre? 50Ellos no entendieron lo que les decía. 51Bajó con ellos y vino a Nazaret, y les estaba sujeto, y su madre conservaba todo esto en su corazón.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

Volver en busca de Jesús

Tú, que has perdido a Jesús, que no crees en Dios, que te has olvidado de la fe, porque eras joven y no tenías necesidad de ayuda.

Tú, que has ido solo por la vida, que sólo te ha importado tu felicidad sin alegría, sin servir a nadie más que ti.

Vuelve a Jesús.

Regresa a la Iglesia.

Retorna a tu Hogar.

Nunca es demasiado tarde para volver en busca de Jesús de Nazaret, el que es más que profeta, el que es el Mesías, el Hijo de Dios, ¡Dios mismo en santa unidad!

Regresa a Casa.

Vuelve a tu Hogar. Allí donde, en tu infancia, llenaste tus noches de las oraciones del Ave María, que te acompañaban en la confianza de un mejor mañana en la compañía de la Virgen María.

¿Recuerdas?…

Es María que te llama, y viene a buscarte como al hijo perdido, pero no por las cosas del Padre, como ocurrió con Jesús, al contrario, a ti te ha perdido precisamente por no tener tú Padre, por olvidarte tú de Dios, por ser huérfano en este mundo de desengaños, en este mundo donde parece que manda sólo lo que en el otro mundo no tiene ningún valor.

Hijo-a, María te busca. Santa María con San José, vienen en tu busca, porque te has perdido y necesitas de ayuda.

¡Regresa a la fe!

Vuelve al Hogar, a Roma.

P. Jesús

© copyright