Saltar al contenido

8 de noviembre de 2017

Miércoles 8 de Noviembre de 2.017

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Lucas 14, 25-33

Primero, Dios

Luk 14:25 Se le juntaron a Jesús numerosas muchedumbres, y, vuelto a ellas, Jesús les decía:
Luk 14:26 “Si alguno viene a mí y no aborrece a su padre, a su madre, a su mujer, a sus hijos, a sus hermanos, a sus hermanas y aun su propia vida, no puede ser mi discípulo.
Luk 14:27 El que no toma su cruz y viene en pos de mí no puede ser mi discípulo.
Luk 14:28 ¿Quién de vosotros, si quiere edificar una torre, no se sienta primero y calcula los gastos a ver si tiene para terminarla?
Luk 14:29 No sea que, echados los cimientos y no pudiendo acabarla, todos cuantos lo vean comiencen a burlarse de él diciendo:
Luk 14:30 “Este hombre comenzó a edificar y no pudo acabar”.
Luk 14:31 ¿O qué rey, saliendo a su campaña para guerrear con otro rey, no considera primero y delibera si puede hacer frente con diez mil al que viene contra él con veinte mil?
Luk 14:32 Si no, hallándose aún lejos de aquél, le envía una embajada haciéndole proposiciones de paz.
Luk 14:33 Así, pues, cualquiera de vosotros que no renuncie a todos sus bienes, no puede ser mi discípulo”.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944)

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

Primero, Dios

No tendrás que aborrecer a nadie que, como tú, tenga a Dios como primero en su vida, pero si tus padres no aman a Dios sobre todas las cosas, tendrás que elegir servir a Dios y tener caridad con ellos, pero no apartarte tú del camino del Cielo. Y lo mismo ocurrirá con los demás que no quieran conocer, amar y servir a Dios, porque si tu cónyuge te pide cosas contrarias a la fe, tendrás que aborrecer el pedido y amar a Dios sobre todas las cosas y personas, y a tu cónyuge, hacerle entender que nada ni nadie, tiene más poder en ti, que la fe.

Todas las personas que ames, y quieran apartarte de Dios, de la fe, serán tu cruz; las amarás, pero no podrán apartarte de Dios, de la fe, porque para ti, primero es Dios, como debe ser.

P. Jesús

© copyright