Saltar al contenido

5 de marzo de 2018

Lunes 5 de Marzo de 2.018

3.º de Cuaresma

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Lucas 4, 24-30

Ningún profeta es bien recibido en su tierra

24 (Dijo Jesús al pueblo en la sinagoga de Nazaret): En verdad os digo que ningún profeta es bien recibido en su patria. 25Pero en verdad os digo también que muchas viudas había en Israel en los días de Elías, cuando se cerró el cielo por tres años y seis meses y sobrevino una gran hambre en toda la tierra, 26y a ninguna de ellas fue enviado Elías sino a Sarepta de Sidón, a una mujer viuda. 27Y muchos leprosos había en Israel en tiempo del profeta Eliseo, y ninguno de ellos fue limpiado, sino el sirio Naamán.
28Al oír esto se llenaron de cólera cuantos estaban en la sinagoga, 29y, levantándose, le arrojaron fuera de la ciudad, y le llevaron a la cima del monte sobre el cual está edificada su ciudad, para precipitarle de allí; 30pero Él, atravesando por medio de ellos, se fue.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

Ningún profeta es bien recibido en su tierra

Los prejuicios de los que te conocen desde siempre, quizás les impidan ver claramente tu ejemplo de bondad. Eres bueno pero no lo quieren aceptar, porque te conocen algunos desde antes de nacer; saben que has podido ser como ellos, y, ¿de qué te viene ser distinto? Pocos soportan ver a un “igual”, mejor que ellos mismos; antes, se van a engañar y van a engañar a los que hablan bien de ti, diciendo que te conocen bien, que hiciste esto y aquello, y que no puede ser este cambio que ahora se ve, que seguro escondes algo… Haz como Jesús, y vete, pasa de largo, ve a los que te aceptan como eres. Y, aunque sean hermanos, hijos o padres, familiares o amigos, vete y haz tu propio destino, en donde puedas ser lo que quieres ser, un buen discípulo de Cristo, porque la vida va de servicio. Ve a servir a los que aceptan ser servidos, y no te quedes con los que no te quieren. Tienes una Gran labor por y para hacer con Dios, no pierdas el tiempo dando tus perlas a los…

Vete.

P. Jesús

© copyright