Saltar al contenido

30 de noviembre de 2016

Miércoles 30 de Noviembre de 2.016

Evangelio:

San Mateo 4, 18-22

Mientras caminas

Mat 4:18 Caminando Jesús, junto al mar de Galilea, vio a dos hermanos, Simón, que se llamaba Pedro, y Andrés, su hermano, los cuales echaban la red en el mar, pues eran pescadores;
Mat 4:19 y les dijo: “Venid en pos de mí y os haré pescadores de hombres”.
Mat 4:20 Ellos dejaron al instante las redes y le siguieron.
Mat 4:21 Pasando más adelante, vio a otros dos hermanos, Santiago el de Zebedeo y Juan, su hermano, que en la barca, con Zebedeo, su padre, componían las redes, y los llamó.
Mat 4:22 Ellos, dejando luego la barca y a su padre, le siguieron.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944)

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

Mientras caminas

¿Qué ves mientras caminas? Jesús vio a sus apóstoles, gente llena de defectos y con ganas de amar a Dios.

Seguro que tú,  mientras vives, en tu caminar día a día, ves, como Jesús, a gente con muchos defectos pero con ganas de amar, obedecer y servir a Dios.

Son gente que tiene buena conducta, que tienen normas morales muy altas, y que luchan por su pureza, con su castidad.

Son gente que, aunque ganan dinero, no viven para el dinero, no se gastan todo el dinero que ganan, en ellos mismos, sino que también lo invierten para obras de caridad, ayudando a un amigo, a un hermano, a unos padres, o hijos, o a quien ni le conoce, pero que él, este buen samaritano, este consagrado fiel, si que sabe de lo que tienen necesidad las personas, ¡de su dignidad!, las ayudan con su caridad, sea en dinero o en obras de bondad.

¿Sabes qué?; mientras caminas, puedes hacer tanto bien, como lo hizo Jesús. Eso sí, ¡vas a sufrir!, porque algunos abusarán de ti, muchos se burlarán de ti, y otros te despreciarán y calumniarán las obras y palabras de tus buenas intenciones, semejante a lo que vivió Jesús; pero tú, cada dos por tres, caerás en las tentaciones que el maligno te pondrá como redes, que tú mismo alimentarás por tus instintos, que el mundo querrá imponerte.

Mientras caminas hallarás a los buenos, que como tú, no siempre hacen el bien, pero que como tú, aman a Dios y le buscan para adorarle.

P. Jesús

© copyright