Saltar al contenido

3 de mayo de 2018

Jueves 3 de Mayo de 2.018

Tiempo Pascual /5º  – Fiesta de San Felipe y Santiago, apóstoles

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Juan 14, 6-14

Dios Hijo es Dios Padre

6Jesús le dijo (a Tomás): Yo soy el camino, la verdad y la vida; nadie viene al Padre sino por mí.7Si me habéis conocido, conoceréis también a mi Padre. Desde ahora le conocéis y le habéis visto. 8Felipe le dijo: Señor, muéstranos al Padre y nos basta. 9Jesús le dijo: Felipe, ¿tanto tiempo ha que estoy con vosotros y no me habéis conocido? El que me ha visto a mí, ha visto al Padre; ¿cómo dices tú: Muéstranos al Padre? 10¿No crees que yo estoy en el Padre, y el Padre en mí? Las palabras que yo os digo, no las hablo de mí mismo; el Padre, que mora en mí, hace sus obras. 11Creedme, que yo estoy en el Padre y el Padre en mí; a lo menos creedlo por las obras.12En verdad, en verdad os digo que el que cree en mí, ése hará también las obras que yo hago, y las hará mayores que éstas, porque yo voy al Padre; 13y lo que pidiereis en mi nombre, eso haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo; 14si me pidiereis alguna cosa en mi nombre, yo la haré.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

Dios Hijo es Dios Padre

Claramente dijo Jesús que es también Dios Padre, porque Tomás sólo vio a Jesús, y Jesús le dijo que quien le veía a Él, veía al Padre.

Dios Padre y Dios Hijo, son Dios, es Dios.

El amor de Dios a los hombres, es entendible por quien ha amado alguna vez. Si tú has amado alguna vez a alguien que se alejó de ti, y quisieras recuperarlo, incluso serías capaz de disfrazarte para poder acercarte a él. Dios no se disfrazó, sino que, como Dios que es, utilizó, se utilizó a sí mismo como Dios Hijo, para venir al mundo y hacerse un hombre como tú, una persona como todos los seres humanos que habitan la tierra; y pudo hacerlo y lo hizo, porque la Virgen María dijo sí a la petición de Dios de usar su cuerpo para que Dios Hijo, sin dejar de ser Dios, se hiciera Dios Hombre en sus purísimas entrañas, que le formaron con cuerpo humano para poder venir así al mundo y recuperar el afecto de los hombres, que necesitan ser amados, y lo son siempre por Dios, que siendo Dios, vino al mundo para dar su Amor.

¿Quieres recibir en ti el Amor de Dios Padre?; entonces acepta el amor de Dios Hijo, Jesucristo, porque Dios, es Padre e Hijo.

Y también Dios, es Dios Espíritu Santo.

P. Jesús

© copyright