Saltar al contenido

29 de marzo de 2018

Jueves 29 de Marzo de 2.018

Jueves Santo de la Cena del Señor – Santo Triduo Pascual

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Juan 13, 1-15

Hay cosas que se comprenden luego, con el tiempo

1Antes de la fiesta de la Pascua, viendo Jesús que llegaba su hora de pasar de este mundo al Padre, habiendo amado a los suyos, que estaban en el mundo, los amó hasta al fin. 2Y comenzada la cena, como el diablo hubiese ya puesto en el corazón de Judas Iscariote, hijo de Simón, el propósito de entregarle; 3sabiendo que el Padre había puesto en sus manos todas las cosas y que había salido de Dios y a Él se volvía, 4se levantó de la mesa, se quitó los vestidos y, tomando una toalla, se la ciñó; 5luego echó agua en la jofaina y comenzó a lavar los pies de los discípulos y a enjugárselos con la toalla que tenía ceñida.
6Llegó, pues, a Simón Pedro, que le dijo: Señor, ¿tú lavarme a mí los pies? 7Respondió Jesús y le dijo: Lo que yo hago, tú no lo sabes ahora; lo sabrás después. 8Díjole Pedro: Jamás me lavarás tú los pies. Le contestó Jesús: Si no te los lavare, no tendrás parte conmigo. 9Simón Pedro le dijo: Señor, entonces no sólo los pies, sino también las manos y la cabeza. 10Jesús le dijo: El que se ha bañado no necesita lavarse, está todo limpio; y vosotros estáis limpios, pero no todos. 11Porque sabía quién había de entregarle, y por eso dijo: No todos estáis limpios. 12Cuando les hubo lavado los pies, y tomado sus vestidos, y poniéndose de nuevo a la mesa, les dijo: ¿Entendéis lo que he hecho con vosotros? 13Vosotros me llamáis Maestro y Señor, y decís bien, porque de verdad lo soy. 14Si Yo, pues, os he lavado los pies, siendo vuestro Señor y Maestro, también habéis de lavaros vosotros los pies unos a otros. 15Porque yo os he dado el ejemplo, para que vosotros hagáis también como yo he hecho.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

Hay cosas que se comprenden luego, con el tiempo

Dios sabe lo que hace en tu vida, si tú vives en Gracia suya, de Dios. Dale un voto de confianza y espera la actitud de la Divina Providencia.

¡Deja tu amargura!, que otro día harás fiesta.

Acepta estos tiempos de dolor, con la esperanza puesta en el Señor.

Ten fe, ten paciencia, ten alegría en poder y querer practicar tu caridad.

Piensa que pronto podremos decir: “Alegría, Dios resucitó”. Pero ahora estamos pasando las horas de la angustia, del dolor.

Acepta toda la realidad y confía en la Divina Trinidad, y en el Amor de la Virgen María.

Confía, todo pasará y la felicidad llegará a tu vida. Es cuestión de comprender que hay cosas que se comprenden luego, con el tiempo.

P. Jesús

© copyright