Saltar al contenido

28 de febrero de 2018

Miércoles 28 de Febrero de 2.018

2.º de Cuaresma

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Mateo 20, 17-28

Esclavo

17Subiendo Jesús a Jerusalén, tomó aparte a los doce discípulos, y les dijo por el camino: 18Mirad, subimos a Jerusalén, y el Hijo del hombre será entregado a los príncipes de los sacerdotes y a los escribas, que le condenarán a muerte, 19y le entregarán a los gentiles para que le escarnezcan, le azoten y le crucifiquen; pero al tercer día resucitará.
20Entonces se le acercó la madre de los hijos de Zebedeo con sus hijos, postrándose, para pedirle algo. 21Díjole Él: ¿Qué quieres? Ella le contestó: Di que estos dos hijos míos se sienten uno a tu derecha y otro a tu izquierda en tu reino. 22Respondiendo Jesús, le dijo: No sabéis lo que pedís. ¿Podéis beber el cáliz que yo tengo que beber? Dijéronle: Podemos. 23Él les respondió: Beberéis mi cáliz, pero sentarse a mi diestra o a mi siniestra no me toca a mí otorgarlo; es para aquellos para quienes está dispuesto por mi Padre. 24Oyéndo esto, los diez se enojaron contra los dos hermanos. 25Pero Jesús, llamándolos a sí, les dijo: Vosotros sabéis que los príncipes de las naciones las subyugan y que los grandes imperan sobre ellas. 26No ha de ser así entre vosotros; al contrario, el que entre vosotros quiera llegar a ser grande, sea vuestro servidor, 27y el que entre vosotros quiera ser el primero, sea vuestro siervo, 28así como el Hijo del hombre no ha venido a ser servido, sino a servir y a dar su vida en rescate por muchos.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

Esclavo

Todos quieren ir de rey, y Jesús dijo que quien quiera ser el primero, que sea vuestro esclavo.

¿Estás dispuesto a esclavizarte a tus hermanos para ganarte el primer puesto en el Reino de Dios? Te hablo de los primeros puestos en la Eternidad Celestial. Si lo quieres, hazte esclavo de tus hermanos. Mira que Dios se lo dijo a los doce. Quiero decir que hay que esclavizarse para servir a la Iglesia, al Cuerpo Místico de Cristo.

Piensa en ser esclavo, y no vayas de rey, y tendrás la alegría de ir a los primeros puestos en el Reino Celestial, el Paraíso, allí donde Dios es el único Rey, donde hay paz en abundancia plena, amor en cantidad ilimitada, alegría sin fin.

¡Esclavo de la Iglesia! Tú… ve pensando en ello, en serlo; recuerda las mismas palabras de Jesús, diciendo: “quien entre vosotros quiera ser el primero, que sea vuestro esclavo”.

P. Jesús

© copyright