Saltar al contenido

27 de noviembre de 2017

Lunes 27 de Noviembre de 2.017

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Lucas 21, 1-4

Jesús levanta su vista de la Cruz y te mira, ¿qué ve?

Luk 21:1 Levantando Jesús la vista, vio ricos que echaban sus ofrendas en el gazofilacio,
Luk 21:2 y vio también a una viuda pobre que echaba dos ochavos,
Luk 21:3 y dijo: “En verdad os digo que esta pobre viuda ha echado más que todos los otros,
Luk 21:4 porque los demás echaron para las ofrendas de Dios de lo que les sobraba, mientras que ésta echó de su indigencia todo lo que tenía para el sustento”. 

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944)

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

Jesús levanta su vista de la Cruz y te mira, ¿qué ve?

A ti, ve Jesús, Dios, antes de subir al Padre, cuando en la Cruz, cansado, tan cansado, levanta la vista, ¡y te ve a ti!, porque por ti, precisamente por ti, Dios está así, como te digo, EN LA CRUZ.

Llora por Dios, por tus pecados, y no quieras volver a pecar jamás. Lucha por la libertad del pueblo, de la Iglesia, de hacer el bien, porque los católicos, el pueblo de Dios, está destinado, tiene el destino de hacer el bien y sólo el bien, por amor a Dios, por CARIDAD.

La caridad no anula la Ley, la Ley de Dios, la que Dios mismo escribió en una tabla y entregó a Moisés, ¡sigue vigente la misma Ley!, porque mismo es el Dios, ¡sólo hay un Dios!, el de todos los tiempos, ¡Jesús!, el que cumplió la Ley de Dios a la perfección, porque la cumplió por CARIDAD, con CARIDAD.

Los mandamientos tienen que cumplirse porque son nuestra Ley, la que Dios nos dió, y sigue vigente, no se pasa ni se pasará jamás, ¡jamás!, y hay que cumplir esta ley, poniendo amor en las acciones y los pensamientos y palabras, la de amar a Dios sobre todas las cosas y personas, y a los semejantes como a ti mismo; y poner amor, AMOR, en cada ley cumplida, en la Ley de Dios.

Si no AMAS a Dios y a los demás, como a ti mismo, NO CUMPLES LA LEY.

P. Jesús

© copyright