Saltar al contenido

24 de junio de 2018

Domingo 24 de Junio de 2.018

Tiempo Ordinario /12º – Solemnidad de la natividad de San Juan bautista

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Lucas 1, 57-66.80

Final del castigo

57Le llegó a Isabel el tiempo de dar a luz, y parió un hijo. 58Oyendo sus vecinos y parientes que el Señor le había mostrado la grandeza de su misericordia, se congratulaban con ella. 59Al octavo día vinieron a circuncidar al niño, y querían llamarle con el nombre de su padre, Zacarías. 60Pero la madre tomó la palabra y dijo: No, se llamará Juan. 61Le decían: ¡Si no hay ninguno en tu parentela que se llame con ese nombre! 62Entonces preguntaron por señas al padre cómo quería que se llamase; 63y pidiendo unas tablillas, escribió: Juan es su nombre. Y todos se maravillaron. 64Y al instante se abrió su boca (y se soltó) su lengua, y, empezando a hablar bendecía a Dios.

65Se apoderó el temor de todos los vecinos, y en toda la montaña de Judea se contaban todas estas cosas, 66y cuantos las oían, pensativos, se decían: ¿Qué vendrá a ser este niño? Porque, en efecto, la mano del Señor estaba con él.

80El niño crecía y se fortalecía en espíritu, y moraba en los desiertos hasta el día de su manifestación a Israel.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

Final del castigo

Zacarías fue castigado por dudar de Dios, de que su mujer, anciana, tendría un hijo. El Ángel le selló los labios y dejó de hablar hasta que, nacido el niño, estuvo de acuerdo en el nombre que su mujer dijo ponerle, y él escribió también el mismo nombre, en una tabla. Estando Zacarías de acuerdo con Dios, y cumpliéndose lo que el Ángel le dijo, nacido el hijo, Zacarías volvió a hablar: ¡fin del castigo!

¿Castiga Dios?, sí.

¿Perdona Dios?, sí.

P. Jesús

© copyright