Saltar al contenido

23 de mayo de 2018

Miércoles 23 de Mayo de 2.018

Tiempo Ordinario /7º

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Marcos 9, 38-40

Sentido común al servicio de la fe, con caridad

38Dijóle Juan (a Jesús): Maestro, hemos visto a uno que en tu nombre echaba los demonios y no es de nuestra compañía; se lo hemos prohibido. 39Jesús les dijo: No se lo prohibáis, pues ninguno que haga un milagro en mi nombre hablará luego mal de mí. 40El que no está contra nosotros, está con nosotros.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

Sentido común al servicio de la fe, con caridad

No hay que temer a los que, en nombre de Jesús, Cristo, Dios, hacen el bien, y Dios Padre les concede el don, que viene de Él, de Dios, de hacer obras maravillosas, porque todo el que tiene el nombre de Jesús en su corazón y lo pronuncia con respeto con sus labios, éste ha tenido inspiración del Espíritu Santo, que sopla donde quiere y como quiere. La fuerza de la Gracia es de Dios, que conoce los corazones.

La fe no está reñida con el sentido común, ni con la verdadera ciencia; la fe lo llena todo, está en todo; la fe es natural en el hombre perfecto; la persona está hecha por Dios, y está preparada para tener fe, para vivir la fe, para hacer obras de fe y entender la fe, porque el sentido común nos muestra la fe, por las obras de la vida, por la historia, por la Palabra del Verbo.

Sentido común y verdadera ciencia, es tocar la sabiduría, y la sabiduría es la que contiene los secretos de la fe, esos secretos que son de Dios, y que a veces no los entienden porque Dios no sólo está en la tierra, sino que está en el Cielo y en todo lugar; y hay un lugar, el lugar de la sabiduría, que lo creó Dios, y por la fe, uno se adentra en ella, en la sabiduría, porque la sabiduría es creer y obedecer por fe.

Hay un mundo maravilloso, que de momento no veis, pero que existe y vive en la existencia de lo creado por Dios. Ten fe y disfruta ahora de las maravillas que Dios te permite ver y, por fe, creer. Cree y propaga la fe con tu fe.

Amén.

P. Jesús

© copyright