Saltar al contenido

19 de mayo de 2018

Sábado 19 de Mayo de 2.018

Tiempo Pascual /7º

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Juan 21, 20-25

El discípulo amado

20Se volvió Pedro y vio que seguía detrás el discípulo a quien amaba Jesús, el que en la cena se había recostado en su pecho y le había preguntado: Señor, ¿quién es el que te ha de entregar? 21Viéndole, pues, Pedro, dijo a Jesús: Señor, ¿y éste qué? 22Jesús le dijo: Si yo quisiera que éste permaneciese hasta que yo venga, ¿a ti qué? Tú sígueme. 23Se divulgó entre los hermanos la voz de que aquel discípulo no moriría; mas no dijo Jesús que no moriría, sino: Si yo quisiera que éste permaneciese hasta que venga, ¿a ti qué?

24Este es el discípulo que da testimonio de esto, que lo escribió, y sabemos que su testimonio es verdadero.

25Muchas otras cosas hizo Jesús que, si se escribiesen una por una, creo que este mundo no podría contener los libros.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

El discípulo amado

Muchas cosas se han escrito de Jesús. Se ha escrito que de entre sus doce discípulos, hubo uno, Juan, al que amaba más que a los otros. Sí, éste que no le abandonó en el Calvario, ni en la Cruz; éste que estuvo al lado de su Madre en estas difíciles horas de dolor.

Yo creo que Juan era digno de este amor que Cristo le tenía, lo demostró. Y tú también vas a tener que demostrar que eres digno de este amor que Dios, Jesús, siente por ti, cuando te vengan las horas tristes, las horas de tu caminar por tu calvario, cargando con tu cruz. Luego se verá si eres digno de ser amado por Jesús, por Dios, o si ya has sido digno de ello, o si eres digno, porque a lo mejor hace poco has sufrido mucho, o estás sufriendo ahora mismo. Juan, el discípulo amado, también sufrió; no tiene nada que ver el que sufras, con el amor con que Dios te Ama. Piénsalo. Verás que tengo razón, y aceptando tu cruz, amarás más y mejor a Dios.

P. Jesús

© copyright