Saltar al contenido

15 de julio de 2018

Domingo 15 de Julio de 2.018

Tiempo Ordinario /15º

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Marcos 6, 7-13

Dios te llama y te envía

7Llamando (Jesús) a sí a los doce, comenzó a enviarlos de dos en dos, dándoles poder sobre los espíritus impuros, 8y les encargó que no tomasen para el camino nada más que un bastón, ni pan, ni alforja, ni dinero en el cinturón, 9y se calzasen con sandalias y no llevasen dos túnicas. 10Les decía: Dondequiera que entréis en una casa, quedaos en ella hasta que salgáis de aquel lugar; 11y si un lugar, no os recibe ni os escucha, al salir de allí sacudid el polvo de vuestros pies en testimonio contra ellos. 12Partidos, predicaron que se arrepintiesen, 13y echaban muchos demonios, y, ungiendo con óleo a muchos enfermos, los curaban.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

Dios te llama y te envía

Para ir por el mundo dando la buena nueva del Evangelio, mejor que tengas contigo a otra persona que comparta tu fe; no estés solo, hijo mío, hija mía, para que te sientas consolado, amado, apoyado; tú necesitas, primero, tener un apoyo para ti, por ir de dos en dos, como pidió Jesús, el Mesías, a sus apóstoles, para ir a dar la Noticia a los hombres de buena voluntad, a los que quieren saber la verdad, a los que buscan la verdad y quieren conocer a Dios; a esos id, ve tú, pero que tengas tú a otra persona de fe que te haga compañía. No estés solo, no estés sola en la fe, porque los sin fe, te probarán la paciencia, y cuando tengas que sacudirte el polvo del calzado, quizás te den de palos, porque hay, existen, los malos, los que no tienen voluntad ni la han pedido jamás, como hay gente que no quiere tener fe y no les ha interesado nunca tenerla y ni han pedido conocer a Dios. Sí, también hay gente así, por eso Dios quiere que vayan de dos en dos, porque es necesario tener ánimo para recibir con paz los insultos a tus palabras de que se arrepientan y cambien de vida, que dejen de pecar e insultarse unos a otros, con palabras y obras, y se reconcilien con Dios, que los ama tanto.

Dios te ama y te envía a ti, que tienes la fe viva, para que la vivas, para que viviéndola, la des a conocer, y con tu vida des testimonio de tu fe.

Busca personas como tú, que tienen fe, y compartidla y llenaos mutuamente el corazón y la mente, de paz y caridad, dándoos esperanza y confianza, con palabras de fe.

Vive la fe y propágala, viviéndola.

Dios te ama y te envía.

P. Jesús

© copyright