Saltar al contenido

13 de enero de 2018

Sábado 13 de Enero de 2.018

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Marcos 2, 13-17

Tras el sacerdote

13Salió (Jesús) de nuevo a la orilla del mar, y toda la muchedumbre se llegó a Él, y les enseñaba. 14Al pasar vio a Leví el de Alfeo sentado al telonio, y le dijo: Sígueme. Él, levantándose, le siguió. 15Estando sentado a la mesa en casa de éste, muchos publicanos y pecadores estaban recostados con Jesús y con sus discípulos, pues eran muchos los que le seguían. 16Los escribas y fariseos, viendo que comía con pecadores y publicanos, decían a sus discípulos: ¿Por qué es que come y bebe con publicanos y pecadores? 17Y oyéndolo Jesús les dijo: No tienen necesidad de médico los sanos, sino los enfermos; ni he venido yo a llamar a los justos, sino a los pecadores.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

Tras el sacerdote

Todos, acudid tras el sacerdote, porque él es vuestro pastor; él, el sacerdote, quiere salvar vuestras almas, quiere ayudaros a ser dignos hijos de Dios, a poder hacer méritos para ganaros el Cielo, que de eso va la vida, de ir al Cielo. Y el sacerdote sabe el camino, ¡seguidle!, confiad en el sacerdote, porque tiene un sacramento santo, que le condiciona para ayudarte, para darte los sacramentos, para aliviarte con ellos y con su palabra sobre las enseñanzas del Evangelio.

¡Ve tras el sacerdote!, él sigue a Jesús, él te ayudará con paciencia, esperanza, fe y caridad, a llevar tu cruz. Confiad en el sacerdote, porque es de fiar, porque tiene un sacramento, el sacramento sacerdotal, que lo hace digno de ser seguido, de ser escuchado.

Nadie está solo; en cada Parroquia, en todo el mundo, hay un sacerdote que espera ayudarte, que espera aliviarte con los sacramentos, que sólo él puede darte, que necesitas recibir.

Un sacerdote bueno y fiel, es un hijo de la Virgen María, un fiel discípulo de Cristo, y obedece al Obispo y al Papa.

P. Jesús

© copyright