Saltar al contenido

12 de mayo de 2018

Sábado 12 de Mayo de 2.018

Tiempo Pascual /6º

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Juan 16, 23b-28

Lo que pidáis al Padre, os lo dará en nombre de Jesús

(Dijo Jesús a sus discípulos): 23bEn verdad, en verdad os digo: Cuanto pidiereis al Padre os lo dará en mi nombre. 24Hasta ahora no habéis pedido nada en mi nombre; pedid y recibiréis, para que sea cumplido vuestro gozo. 25Esto os lo he dicho en parábolas; llega la hora en que ya no os hablaré más en parábolas. Antes os hablaré claramente del Padre. 26Aquel día pediréis en mi nombre, y no os digo que yo rogaré al Padre por vosotros, 27pues el mismo Padre os ama, porque vosotros me habéis amado y creído que yo he salido de Dios. 28Salí del Padre y vine al mundo; de nuevo dejo el mundo y me voy al Padre.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

Lo que pidáis al Padre, os lo dará en nombre de Jesús

Si aún no has pedido nada a Dios Padre, en el nombre de Jesús, te invito a que hagas la prueba y pidas. Pide y disfruta de tu fe.

Jesús murió, fue al Padre Dios después de resucitar, y Dios Padre envió al mundo al Consolador; y ¿por qué?, sencillamente porque Dios te ama. Si tienes vida, si vives, es porque Dios te dio la vida; y siendo así, tienes una misión que cumplir, la de dejar que Dios te haga santo, de que seas perfecto y tengas todas las ventajas celestiales y terrenas, de ser perfecto; las celestiales, son un lugar en el cielo, y las terrenas son las alegrías de la tierra, las que a cada corazón le dan gozo, y es según su misión y sus talentos, porque cada uno-a, ¡tú!, tienes que cumplir con tu destino; ¿y cuál es?, escúchalo en las palabras de María: “Haced lo que mi Hijo os diga”.

Así de fácil es conseguir tu alegría, la de hacer la voluntad de Dios, que la reveló a través de sí mismo, en su Hijo Jesucristo.

Tu alegría es seguir a Jesús.

Tu alegría es obedecer a la Virgen María, tu Madre.

Tu alegría es pedir a Dios Padre, en nombre de Jesús, y esperar a que la Divina Providencia te muestre la gran misericordia que Dios te tiene.

Acuérdate de las palabras de Jesús: <<-En verdad, en verdad os digo, lo que pidáis al Padre, os lo dará en mi nombre.>>

¡Alegría!

Dios fue al Padre, está con el Padre, y envió el Padre a Dios Espíritu Santo, Dios con nosotros, Jesús.

P. Jesús

© copyright