Saltar al contenido

12 de abril de 2018

Jueves 12 de Abril de 2.018

Tiempo Pascual /2º

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Juan 3, 31-36

Jesús, Dios, da su testimonio

(Dijo Jesús a Nicodemo):31El que viene de arriba está sobre todos. El que procede de la tierra es terreno y habla de la tierra; el que viene del cielo, 32da testimonio de lo que ha visto y oído, pero su testimonio nadie lo recibe. 33Quien recibe su testimonio pone su sello atestiguando que Dios es veraz. 34Porque aquel a quien Dios ha enviado habla palabras de Dios, pues Dios no le dio el Espíritu con medida. 35El Padre ama al Hijo y ha puesto en su mano todas las cosas. 36El que cree en el Hijo tiene la vida eterna; el que rehúsa creer en el Hijo no verá la vida, sino que está sobre él la cólera de Dios.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

Jesús, Dios, da su testimonio

El que vino del Cielo, Jesús, contó las maravillas del mismo, pero pocos le creyeron, porque quieren vivir el Cielo en la tierra; y el Cielo es eterno, y la tierra está en decadencia, por el pecado mortal, porque está unida a la identidad del hombre, y el hombre pecó desobedeciendo a Dios, prefiriendo seguir a un ser espiritual que a la misma divinidad, Dios. Y aún siguen muchos prefiriendo el espiritismo a la religión católica, la única que tiene y ha recibido todo el testimonio del que vino del Cielo, Dios, Jesús; el que trabajó de carpintero, dignificando el trabajo, demostrando que es bueno servir a los demás con el trabajo y cobrando, porque aquí, el cuerpo tiene sus necesidades y es preciso cubrirlas mediante el trabajo digno, honesto, y no con mentiras, como hacen los malos espíritus que dicen que te pueden dar todo sin trabajar, sin tú hacer nada; pero es que trabajar, es algo maravilloso para el hombre, para la persona; trabajar te relaciona con Dios, Jesús, que trabajó.

Ama el trabajo y da testimonio de tu fe, trabajando bien. Trabaja como si tu trabajo fuera oración, oración agradable a Dios. Cuando trabajes, piensa en que Dios lo ve todo, ve lo que haces y lo que te esfuerzas en hacer lo mejor posible, y en ayudar a todos, usando de lo bueno y haciéndolo excelente, porque uno puede barrer enfadado, y otro puede barrer cantando. ¡Canta en tu corazón mientras trabajas, dando con ello gloria a Dios!

Dios, vino del Cielo, dio su testimonio, y muchos no le creyeron. Créeme tú cuando te digo que, todo lo que hagas, se lo ofrezcas a Dios para ganarte este Cielo, el mismo de donde Dios vino.

¡Aleluya, Dios resucitó!

P. Jesús

© copyright