Saltar al contenido

10 de abril de 2018

Martes 10 de Abril de 2.018

Tiempo Pascual /2º

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Juan 3, 7b-15

Hablamos de lo que sabemos

(Dijo Jesús a Nicodemo): 7bEs preciso nacer de arriba. 8El viento sopla donde quiere, y oyes su voz, pero no sabes de dónde viene ni adónde va; así es todo nacido del Espíritu. 9Respondió Nicodemo y dijo: ¿Cómo puede ser eso? 10Jesús respondió y dijo: ¿Eres maestro en Israel y no sabes esto?11En verdad, en verdad te digo que nosotros hablamos de lo que sabemos, y de lo que hemos visto damos testimonio; pero vosotros no recibís nuestro testimonio. 12Si hablándoos de cosas terrenas no creéis, ¿cómo creeríais si os hablase de cosas celestiales? 13Nadie subió al cielo sino el que bajó del cielo, el Hijo del hombre, que está en el cielo. 14A la manera que Moisés levantó la serpiente en el desierto, así es preciso que sea levantado el Hijo del hombre, 15para que todo el que creyere en Él tenga la vida eterna.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

Hablamos de lo que sabemos

Te cuento; el sacramento del Bautismo, cambia tu vida.

Seguro que has leído en Antiguo Testamento todas esas barbaries que hacían los hombres que, pobres, vivían sin Dios, sin los sacramentos. Ahora todo esto ha cambiado, ahora podemos bautizarnos y somos personas nuevas, como si hubiéramos vuelto a nacer, porque el bautizado tiene herencia, el bautizado es un hombre nuevo, Dios entró en él por el Agua y la Palabra.

Para dejar la barbarie, uno debe bautizarse.

Sí, es cierto, muchos bautizados hacen cosas que mejor ni decirlas, pero es con libertad; con la libertad de poder hacer el bien, hacen el mal, por eso los que conocen a Dios y no le siguen con todo su corazón, son reos de su propia perdición.

La solución a todo esto, es amar a Dios sobre todas las cosas y personas. ¿Lo has intentado alguna vez? ¿Te has detenido a pensarlo, a pensar qué sería de tu vida; cómo tendrías que vivirla, si amaras a Dios sobre todas las cosas y personas? Piénsalo ahora.

P. Jesús

© copyright