Saltar al contenido

1 de diciembre de 2017

Viernes 1 de Diciembre de 2.017

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Lucas 21, 29-33

Observad

Luk 21:29 Dijo Jesús una parábola a sus discípulos: “Ved la higuera y todos los árboles;
Luk 21:30 cuando echan ya brotes, viéndolos, conocéis por ellos que se acerca el verano.
Luk 21:31 Así también vosotros, cuando veáis estas cosas, conoced que está cerca el Reino de Dios.
Luk 21:32 En verdad os digo que no pasará esta generación antes que todo suceda.
Luk 21:33 El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán”. 

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944)

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

Observad

Los brotes de la higuera están saliendo; tus frutos de amor los vas ofreciendo a Dios. No sabes cómo ni cuándo, pero por tu ejemplo, por tu vida, por tus palabras y obras, muchos reciben la esperanza de tu fe, la Buena Nueva, el Evangelio, que es la Palabra; los brotes de la Higuera, que es Cristo, el que da vida a todos, y por Él, y con Él, ¡alegría!

Observad, mis queridos amigos, mirad como Jesús nos amó tanto, que fue el brote primero de esta maravillosa Iglesia, la Católica. ¡Somos de Cristo, somos cristianos, somos Católicos!

Observad a Cristo, seguid a Cristo, mirad a Cristo, y disfrutad de vuestra fe en Dios, con Dios, que os da, os regala su Amor, a manos llenas; y te lo entrega en pleno corazón, llegándote por todos los sentidos, que lo reconocen como a quien es, ¡Dios!

Disfruta de la fe, ¡vive la fe!, propaga la fe, con tu esperanza y todas tus obras y palabras, dadas, hechas, pronunciadas, por amor, ¡amor a Jesús, a Dios Uno y Trino!, al que siendo Dios, fue el Niño Jesús, y es Cristo Rey.

Observa que ha llegado el tiempo, ya llegó la resurrección de los muertos, resucitando Dios Jesús, el primero, el primero de muchos que todo lo hacen bien para el Sumo Bien.

Observa cómo tu fe te lleva por caminos de alegría, de la dicha de los santos; ¡santo!, ¡santa!

Observa y mira, y ve que todos los que murieron y mueren después de Cristo, por Cristo, con Jesús, el Dios Hijo, resucitan a la Gloria del Padre.

Tienes una casa, un hogar celestial, que te pertenece porque Cristo te lo da. Acepta tu regalo, y viviendo, haz obras de fe, con caridad, llenando de esperanza a todos, de la esperanza de que Dios te Ama, los Ama.

En este mundo se necesita del Amor de Dios.

Observad, ¿qué necesita el mundo?, ¿qué necesitas tú?… El Amor con que Dios los Ama, con que Dios te Ama.

Disfruta del Amor de Dios y propágalo, propagando el Evangelio de tu fe.

P. Jesús

© copyright